Contacto Boletín

Nota informativa | Noticias Generales | Brasil

02-04-2024

El turisme comunitari tindrà al Brasil el seu primer curs d'ensenyament superior

Alberto Viana | Alba Sud

Per iniciativa de la Rede Batuc, l'any 2024 iniciarà el primer curs de llicenciatura en turisme comunitari per la Universitat Estatal de Bahia (UNEB) a través del Centro Acadêmico de Educação do Campo e Desenvolvimento Territorial Paulo Freire – CAECDT. Oferirà educació pública i gratuïta a 50 joves i adults de diverses regions del país.


Crédito Fotografía: Foto de la rectora de la UNEB, Adriana Marmori, con responsables de educación rural.

(article disponible només en castellà)

El gobierno federal de Brasil ha aprobado el primer curso superior de turismo del país, centrado en el turismo comunitario, que empezará este año 2024. Se trata de una victoria de la educación campesina brasileña, construida inicialmente por el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) y los Centros Educativos de Formación Alternativa (CEFAS), en colaboración con docentes de universidades públicas que comprendieron que la educación rural no preparaba a las clases trabajadoras y a sus hijos e hijas para la lucha por la tierra y la democracia en el campo, y por unas mejores condiciones de producción, vida y reproducción de la existencia. La educación campesina es fruto de la lucha y sólo se volvió política gracias a ella. Incluye la educación de la primera infancia, la educación de jóvenes y adultos y la formación técnica desde una perspectiva crítica, contrahegemónica y liberadora.

La formación de jóvenes y adultos de comunidades rurales campesinas en turismo basado en la educación campesina es un viejo anhelo de los movimientos sociales rurales que luchan por la reforma agraria y la regularización de los territorios de los pueblos y comunidades tradicionales en Brasil. La educación campesina forma parte de la discusión sobre la cuestión agraria brasileña desde hace 25 años, como un derecho conquistado gradualmente a través de la lucha del campesinado. Ya son más de diez estados brasileños que tienen iniciativas de turismo comunitario, también conocido como turismo de base comunitaria y donde se incluye también el etnoturismo de los pueblos indígenas.

Como resultado de la lucha de la Red de Turismo Comunitario de Bahía - Red BATUC, la Universidad del Estado de Bahia - UNEB, con su Centro Acadêmico de Educação do Campo e Desenvolvimento Territorial Paulo Freire – CAECDT, docentes de la carrera de turismo y hotelería y profesores externos, se desarrolló el proyecto político pedagógico en 2023 del primer curso de licenciatura en turismo comunitario, que este año fue aprobado, y ofrecerá educación pública y gratuita a 50 jóvenes y adultos de diversas regiones de Brasil.

Campus de la UNEB.

¿Cuál es la importancia del curso?

En primer lugar, atiende a una demanda social, económica y ambiental con un proyecto pedagógico específico para estos sujetos del turismo comunitario, con metodologías, estructuras curriculares y contenidos que tienen en cuenta sus singularidades y se oponen a los programas de formación turística orientados a la economía de mercado del modelo capitalista. El curso se centra en la economía solidaria, la agroecología, la ecogastronomía y, sobre todo, el turismo emancipador, sostenible, responsable, regenerativo y solidario.

En segundo lugar, atenderá a jóvenes y adultos que ya trabajan en turismo en sus comunidades rurales y a aquellos que viven en comunidades que sólo tienen un potencial turístico no desarrollado. Con un título en turismo, aumentarán las posibilidades de obtener mayores ingresos del turismo comunitario y de la producción asociada, ya que tendrán más conocimientos técnicos y científicos para aplicar.

Tercero, porque el curso no afectará el tiempo de trabajo del estudiante en las actividades de siembra, cosecha, extractivismo o ganadería, ni en turismo comunitario y gastronomía, ya que se basará en la pedagogía de la alternancia, donde habrá un tiempo de clases en la universidad, intercalado con un tiempo de actividades en cada comunidad, donde una de las tareas es la interacción con la familia y el territorio.

En cuarto lugar, porque el turismo comunitario ya es una forma comprobada de fortalecer la territorialización campesina en Brasil, pues más personas conociendo los territorios, las formas de vida y las culturas campesinas, implican más personas que se comprometen en la defensa de las causas de esas poblaciones amenazadas por la especulación inmobiliaria, el agronegocio, la minería y el hidronegocio.

¿Quién puede hacer el curso?

Se estima que existen cerca de 200 iniciativas de turismo comunitario en Brasil. La mayoría de ellas se encuentran en zonas rurales. Los alumnos del curso, de acuerdo con las normas del programa federal (llamado Programa Nacional de Educación en Reforma Agraria - PRONERA), pueden ser jóvenes y adultos de diversos tipos de comunidades rurales, como Reservas Marinas Extractivas, asentamientos rurales de reforma agraria, comunidades quilombolas, comunidades de pastos tradicionales, siempre que estén debidamente registrados en el Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (INCRA). Pueden inscribirse jóvenes y adultos de todos los estados brasileños, pero se espera que la mayoría sean del estado de Bahía y de estados cercanos que ya cuentan con redes de turismo comunitario, como la Red Cearense de Turismo Comunitario - Rede TUCUM en el estado de Ceará.  Los jóvenes y adultos necesitan haber completado la escuela secundaria y disponer de sus documentos personales, así como pasar una prueba de acceso específica para este curso.

Centro Acadêmico de Educação do Campo e Desenvolvimento Territorial Paulo Freire – CAECDT.

¿Qué perfil tiene la universidad que ofrece el curso?

La Universidad del Estado de Bahía (UNEB) tiene más de veinte años de experiencia con comunidades rurales y cursos de educación campesina. Tiene un curso de licenciatura en turismo y hostelería para estudiantes de la ciudad y otros dos cursos de turismo, así como ahora este curso de turismo comunitario. Cuenta con un cuerpo docente de alta calidad y un campus en el municipio de Conceição do Coité, destinado a los cursos de educación campesina, está equipado con aulas, equipamientos, alojamiento, restaurante y una buena localización para las prácticas de turismo. También tiene asociaciones con otras universidades del país y de otros países que cuentan con profesores que pueden contribuir al curso.

La universidad mantiene una relación de cooperación con todos los movimientos sociales del campo que luchan por la reforma agraria y la regularización de los territorios indígenas y quilombolas y de la pesca artesanal, donde muchos tienen derecho a un representante en el órgano colegiado del Centro Acadêmico de Educação do Campo e Desenvolvimento Territorial Paulo Freire – CAECDT, para opinar sobre las decisiones de los cursos en curso y los previstos.

El curso será coordinado y ejecutado por profesores de la dirección de turismo y hotelería de la UNEB y profesores colaboradores externos que también acompañarán a los estudiantes durante sus actividades en las comunidades. Está previsto que determinadas también se desarrollen en otros territorios con el fin que el alumnado pueda conocer otras experiencias de la Red BATUC, que obtuvo el Premio Global de Turismo Responsable en Londres en 2023 y la convirtieron en un referente nacional e internacional. 

Miembros de la Red Batuc.

¿Dónde trabajarán las personas graduadas?

El curso tendrá una duración de cuatro años y pretende formar profesionales del turismo con una visión crítica y que se opongan al turismo de masas, al turismo insostenible y al turismo que contribuye al cambio climático, a la desposesión campesina y a la concentración de la renta en Brasil. Los profesionales deben ser capaces de promover cambios positivos en sus comunidades, sus territorios, sus redes, sus empresas de turismo comunitario, en la asistencia técnica y extensión rural, en los cursos ofrecidos por los centros de educación familiar alternativa y en los organismos públicos y organizaciones no gubernamentales. Deben promover el turismo responsable, sostenible, regenerativo y solidario, la agroecología, la ecogastronomía, la economía solidaria y el buen vivir, y de esta manera contribuir al cumplimiento de los objetivos del milenio y a un modelo diferente de sociedad.

Conclusiones

O Brasil cuenta con varios movimientos sociales rurales que siguen luchando por una reforma agraria integral, por la regularización de los territorios de las comunidades indígenas tradicionales y quilombolas y por la justicia en el campo. En 2022, hubo 2.018 conflictos en el campo, que involucraron a 909.450 personas, según datos de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT). El turismo comunitario puede ser otro instrumento para pacificar el campo, y como más personas se unan para promover, estudiar e investigar esta actividad, más se sembrará una cultura de paz. Eso es lo que creemos. ¿Sería posible la creación de una Cátedra UNESCO de Turismo Comunitario para atender la demanda de este tipo de cursos en todos los países de América Latina que tienen turismo comunitario? Eso esperamos.

 

Alberto Viana es investigador del Grupo Dinâmica do Espaço Agrário e Relaçao Campo-Cidade, do Grupo REDPECT da UFBA, y del Grupo TBC-Rede de la Universidad Federal de Juiz de Fora (UFJF). Es también docente externo de la UNEB, miembro de la Rede BATUC y colaborador de Alba Sud.
Este artículo se publica en el marco del proyecto “Aprendizajes para el fortalecimiento del turismo comunitario”, ejecutado por Alba Sud con el apoyo de la Diputación de Barcelona (convocatoria 2022).