RSS Español Catala English

www.albasud.org Contacto

Suscribete a nuestro boletín

Noticias Recientes

Artículo de Opinión | Turismo Responsable | España

01-09-2015

En apoyo de una industria turística de calidad

Gonzalo Fuentes | CCOO

El día 11 de septiembre CCOO y las asociaciones ACYRE, AMYCE, ASEGO y las Llaves de Oro se reunirán con la Secretaría de Estado de Turismo para hacerle entrega y discutir su declaración en apoyo a una industria turística de calidad hecha pública el pasado 14 de julio.

Comisiones Obreras, junto con las asociaciones profesionales ACYRE, AMYCE, ASEGO y las Llaves de Oro, han suscrito  una  Declaración en apoyo de una industria turística de calidad. Los firmantes apuestan por un desarrollo turístico sostenible y de calidad, junto a las necesarias infraestructuras físicas e inteligentes, la calidad en el empleo tiene un papel decisivo, además de precisarse un esfuerzo deformación tanto de los responsables (públicos y privados) como de los trabajadores y trabajadoras.

Para CCOO y las asociaciones profesionales, la industria turística de calidad tiene entre sus principales problemas el de la precariedad laboral, que presiona a la baja sobre la profesionalidad y la propia competitividad del sector. De otra parte, la economía sumergida está teniendo efectos muy negativos sobre el sector. El intrusismo, la oferta alegal, cuando no, directamente ilegal, el empleo sumergido, precario y sin derechos, en su grado más alto, suponen un auténtico lastre para un sector, clave para la economía española y para el desarrollo productivo e industrial de nuestro país.

La precariedad laboral, en sus distintas vertientes, supone una pérdida deprofesionalidad, que afecta a la calidad de la oferta turística, además de suponer, una brutal competencia deslealpara aquellas empresas que  apuestan por la oferta reglada, empleo de calidad y el cumplimiento de los convenios colectivos sectoriales tanto en lo económico como en lo social.

Para las mencionadas organizaciones, el convenio colectivo sectorial es una pieza fundamental, no solo para regular las condiciones de trabajo, ya que también, es un factor de desarrollo económico, pieza angular ésta, para un sector, el turístico, en el que los recursos humanos, son un factor efectivamente decisivo.

La crisis económica, que estalla con inusitada virulencia en 2008, ha deteriorado y agravado la situación del sector. En primer lugar, porque se ha utilizado como tabla de salvación, por determinados sectores, para sumergir una parte de la actividad y penalizar el empleo con derechos y de calidad y con ello, la profesionalidad, cuyas consecuencias, deterioran una oferta de mayor calidad. Hemos de subrayar también, que las políticas públicas que se han aplicado, cuyo eje ha sido la desregulación normativa (en materia de contratos laborales, de negociación colectiva, de subcontratas…) y la reducción de gasto público que ha afectado a los controles del estado (Inspección, judicatura…) han propiciado un intenso proceso de desregulación en el sector.

En ese sentido las reformas laborales y la falta de inversión en sectores administrativos como la Inspección de Turismo, la de Trabajo o la propia Judicatura, han debilitado aún más los mecanismos coercitivos de los que dispone el Estado para que se cumpla la ley.

De otra parte, la desregulación normativa propicia la economía sumergida y por tanto la competencia desleal y con ello la destrucción masiva de derechos, que no solo afecta a trabajadores y empresas, sino también a los usuarios de los propios servicios. Ejemplo lo tenemos en cómo la modificación de la regulación del contrato a tiempoparcial ha disparado la ilegalidad en su funcionamiento, incrementando las horas trabajadas y no declaradas, o como la desregulación de la negociación colectiva está propiciando la aparición de convenios, de los denominados empresas demultiservicios, que  no dejan  de ser unos convenios fantasmas, con altos niveles de desregulación y con costes laborales muy bajos.

Para CCOO y las asociaciones profesionales mencionadas, se debía y se debe legislar en normativas que reconduzcan a sectores donde habitualmente existe economía sumergida, caso de las viviendas vacacionales y los apartamentos turísticos, pero salvo excepciones (como es el caso de la normativa de algunas comunidades autónomas, aunque no está consolidada), no está siendo este el camino. También se debe legislar que las normativas turísticas de las distintas comunidades  autónomas donde deben regular los servicios que presta la hotelería reglada por categorías y especialidades, con el objetivo de que la clasificación hotelera contemple los servicios que éstas tienen que  prestar.

Sin duda, las elecciones autonómicas y municipales, recientemente celebradas, han de suponer un cambio, precisamente en la dirección de apostar por una industria turística de calidad. En ese sentido, una vez constituidos los municipios y comunidades es la hora de ponerse a trabajar para hacer frentea los muchos problemas que tienen nuestras comunidades y municipios, empezando por el drama delparo, que sin duda es el principal problema que azota a nuestro país.  Así se lo vamos a trasladar a los nuevos responsables autonómicos y municipales en la materia, para  que las políticas turísticas se hagan a  través del diálogo social, la concertación y la codecisión para lograr el consenso; ya que estamos convencidos que la mejor manera de lograr una industria turística decalidad, así como la calidad del empleo, es el valor añadido necesario, para el desarrollo de una industria turística sostenible y de calidad.

Por último los firmantes de la declaración han creado un Grupo de Trabajo Estable, que aborde, los necesarios cambios que desde el punto de vista normativo se han de acometer, como los cambios que afectan a la oferta turística y a su grado de sostenibilidad y calidad, al papel de la iniciativa pública y privada, a la inversión en infraestructuras, nuevas tecnologías y conservación del patrimonio cultural, al nivel de estacionalidad e intrusismo de nuestra industria turística, a la cuestión laboral, al empleo y la economía sumergida, es decir a todas y cada una de las materias que afectan a un sector, el turístico, que es clave para la economía y el empleo en nuestro país.

CCOO, junto con las asociaciones profesionales firmantes de la declaración, emplazarán, mediante una carta, al Ministro de Industria, Turismo y Energía a una reunión en la que trazar las distintas iniciativas para el desarrollo de una industria turística sostenible y de calidad que apueste por más y mejor empleo.

 

Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada
Webdesign: IBIS Servicios Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons.