RSS Español Catala English

www.albasud.org Contacto

Suscribete a nuestro boletín

Noticias Recientes

Nueva Publicación | Turismo Responsable | España

19-02-2015

Una incómoda mirada radical: continuismo turístico y metamorfosis capitalistas en la España contemporánea

Joan Buades | Alba Sud

Presentación del libro de Ivan Murray, “Turismo y capitalismo en España. Del milagro económico a la gran crisis” (Alba Sud Editorial, Barcelona, 2015).


Crédito Fotografía: Ilustración de Boixader & Go


                                      "Ver lo que tenemos delante exige una lucha constante"
                                                                                                                    George Orwell

Si estáis hartos de oír hablar de crisis, si tenéis curiosidad por saber cómo fue que empezó esto que es hoy España, si desconfiáis de las promesas vaporosas de nuevas esperanzas de "cambio", es necesario que leáis a un mallorquín sin estatus académico, activista sin baronía, mente despierta como pocas. En su permanente precariedad laboral y marginalidad oficial, Ivan Murray Mas (Sóller, 1970) es un humilde representante de la digna Universidad que hubiera podido ser después de la muerte de Franco y que, por el contrario, se ha convertido en una solución de continuidad del mandarinato tecnocrático de la Dictadura que nunca ha dejado de marcar los usos y costumbres de la educación superior a la española.

– Se puede descargar el libro haciendo clic aquí.

Por suerte, Ivan suele equivocarse desde el principio: elige temas y pone títulos manifiestamente incorrectos. Solo a un investigador culto y que tenga como principal motivación ayudar a la gente de abajo, aquí y en todas partes, se le podía haber ocurrido dedicar cerca de dos décadas de su vida a intentar explicar, con pelos y señales, las relaciones del turismo (este maná que Dios regaló a España y para quien todo sacrificio de los comunes –sean costas o montañas, agua o la propia realidad de la democracia– está plenamente justificado), con el "capitalismo", una palabra tabú si la pretensión es llegar a "hacer carrera". Apelando a su benevolencia, me atrevería a decir que para entender qué le mueve a investigar críticamente sobre la realidad podemos recordar un incisivo fragmento de E.P. Thompson, uno de los grandes historiadores de la Nueva Izquierda no estalinista británica de los años 50 del siglo pasado:

"Me parece que es algo como hacerse pintor o poeta. El poeta ama las palabras, el pintor la plástica. Yo me sentí fascinado por la posibilidad de llegar al fondo de las cosas, a las fuentes mismas. Adquirí este entusiasmo en los archivos. Supongo que esto, a la vez que la ayuda crítica de compañeros..., y la participación en el grupo de historiadores del Partido Comunista, en el que teníamos continuas discusiones teóricas, me hicieron historiador. El intercambio, tanto serio como informal, con los compañeros socialistas me ayudó más que todo lo que había encontrado en Cambridge. No quiero decir con ello que no se pueda, afortunadamente, encontrar a veces nada interesante en la universidad sino que se trata de subrayar que los intelectuales socialistas se deben ayuda mutua. No debemos depender de instituciones, por benévolas que sean, sino tener grupos en que se hable de teoría y de historia y en el que nos criticamos mutuamente... "

Si sustituyeses "historiador" por "geógrafo", "Partido Comunista" por "grupos de activismo e investigación críticos" y "Cambridge" por "Palma", podemos reconocer a Ivan, el entusiasta de los archivos, el intelectual que disfruta de la ayuda crítica de otros compañeros, aunque, a menudo, la hayan marcado más los del activismo social y ecologista, incluso libertario, que los de la universidad. Aparte de una curiosidad inagotable, la amistad y colaboración con pensadores y activistas sensibles al apocalipsis ambiental desde las Metrópolis del industrialismo capitalista como Ramon Fernández Duran, José Manuel Naredou Óscar Carpintero, han sido claves para que el autor haya podido retroalimentar y sostener esta pulsión investigadora en medio de la desertificación intelectual y moral de la isla donde se ha formado y donde vive.

Este talante "artístico" ha llevado, efectivamente, a Murray a sentir la fascinación de la "posibilidad de llegar al fondo de las cosas". Desde Alba Sud nos sentimos, por ello, muy contentos de poder poner al alcance de un público inquieto y en formato "creative commons" este primer fruto sabroso del huerto frondoso de la tesis doctoral que ha dado cobertura académica a su búsqueda.

Ilustración de Boixader& Go

Bajando a la mina de las fuentes de datos y después de componer un sinfín de estadísticas insólitas, el resultado es un ensayo que reconstruye la anatomía de esta sociedad camino de la periferia capitalista que es hoy España desde el momento histórico que fue adoptado como banco de pruebas del "Desarrollo" tutelado por el Régimen del dólar de Wall Street, por decirlo a la manera de Peter Gowan, el conspicuo historiador de la globalización capitalista. Así, en el primer bloque de esta obra, Murray fundamenta cómo la raíz de la España de la burbuja inmobiliaria y la especulación financiera en que vivíamos en 2007 nace a la sombra de la Dictadura fascista que se salva en los años 50 por la protección de los EEUU y el pacto entre las élites corporativas capitalistas locales y globales. Las grandes fortunas y los conglomerados empresariales que se realizan en el solar franquista resistirán sin mácula el traspaso ordenado en favor de la restauración borbónica. La corrupción sistémica de la Dictadura también sobrevivirá. El "truco" consistirá en ampliar "accionistas": con la cooptación entusiasta y agradecida de las izquierdas oficiales, quedó garantizada la solución de continuidad de la hegemonía de estos intereses. El énfasis lo pone Murray en el recurso periódico a la depreciación de la peseta, la cual constituye la base del capitalismo fordista español, el de la SEAT o de la Ford. Es decir, el mantenimiento de una moneda barata (y los correspondientes salarios bajos y una fiscalidad corporativa anecdótica) fue la principal herramienta de "modernización" (la palabra que sustituyó subrepticiamente "desarrollo" a partir de la llegada del PSOE al gobierno en 1982) desde los 50 hasta la entrada a la antigua Comunidad Económica Europea en 1986. La novedad en el primer quinquenio de los 80 será el desmantelamiento del sector público (la famosa "reconversión industrial" que liquidó paulatinamente todas las empresas rentables dependientes del erario público) y la apertura en canal a la inversión privada extranjera en sectores estratégicos como las telecomunicaciones o la banca que son el corazón del neoliberalismo reciente.

El ensayo se adentra después en hacer visible las costuras de la "fiesta del ladrillo". Implantado el euro como moneda común sin ningún mecanismo fiscal paralelo ni tampoco ninguna herramienta para hacer frente al evidente desequilibrio entre el poder industrial y financiero de la locomotora alemana y la Europa del Sur, España se convierte en el paraíso de la construcción inmobiliaria a escala continental. Desaparecida la posibilidad de jugar a depreciar la peseta, el bipartito PP-PSOE se dedicó a facilitar la entrada de inversiones extranjeras en el sector tradicionalmente más rentable y con menos inversión de I+D: la especulación turística e inmobiliaria. Las palancas más relevantes fueron la propia implantación de un mercado único sin barreras fiscales, la internacionalización bancaria y el desmantelamiento radical de las barreras a la privatización masiva de suelo no solo en la costa sino en el interior. Sin olvidar una legislación penal y administrativa sobre partidos políticos que los hacía prácticamente inmunes a la condena por tráfico de influencias y financiación ilícita. El resultado fue un boom constructor al menos tan potente como los que experimentaron las costas españolas bajo el Franquismo y un nivel de corrupción paralelo indecente y brutal, aunque ahora en plena "democracia".

La última parte del libro convierte al turismo en el actor protagonista del proceso de "desarrollo / modernización" de España. Destaca su insustituible papel como equilibrador del déficit de la balanza de pagos bajo la Dictadura y relata cómo se han ido creando desde principios de los 80 estas transnacionales hoteleras y de transporte españolas (muy mayoritariamente catalanas) hasta llegar a ser auténticas empresas punteras mundiales. La aportación más profunda de este bloque es el cálculo de la huella ecológica de este proyecto modernizador capitalista en España. El resultado acumulativo de este medio siglo de especulación turística e inmobiliaria se ha traducido en una factura insostenible en términos de suelo, agua, clima,... Por el camino, Murray demuestra la cruel veracidad del concepto de "acumulación por desposesión" acuñado por David Harvey en el caso hispano. La "fiesta del ladrillo" atizada por los sucesivos gobiernos González, Aznar y Zapatero ha provocado una mayor polarización social y, cómo en el Planeta, una parte cada vez más grande del pastel de la riqueza es retenida por una minoría selecta que se ha ido mezclando y fusionando con la élite global corporativa que domina el mundo.

Ilustración de Boixader& Go

El epílogo de "Capitalismo y turismo en España" merece un comentario sustantivo. Está escrito a finales del 2014, siete años pues después del inicio de la "crisis" y del cierre del período de estudio de su tesis doctoral. Como bien escribe Murray, la alquimia del capitalismo ha conseguido endosar el crack financiero e inmobiliario privado al erario público en forma de "deuda". El expolio y el acoso a los derechos democráticos y sociales son percibidos como nuevas formas de dominación y de erosión de los derechos comunitarios y el bienestar por parte de amplias capas de la ciudadanía. Surgen aquí movimientos como el 15M pero que se inspiran en la fiebre de primaveras árabes o griegas. El autor, un perseverante activista social y un punzante observador de la realidad, formula una reflexión que tiene forma de aviso, esperemos que no de Cassandra. La respuesta que parece generar ahora la protesta contra el austericidio en España tipo Ganemos o Podemos simpatiza con las únicas aparentes resistencias anticapitalistas que han tenido éxito en Occidente, las latinoamericanas de Chávez, Correa, Morales o Rousseff. Murray (coincidiendo con ello plenamente con el "no es eso" de Naomi Klein en su último libro “That changes everything”) alerta contra el recurso al "neoextractivismo de izquierdas" que permite un nuevo crecimiento y avances sociales contra el hambre a base de incrementar, por ejemplo, la explotación del petróleo o del pulmón amazónico. El resultado está siendo más justicia social hoy pero más insostenibilidad global, una peligrosísima aceleración del deterioro climático planetario. Por eso, contra lo que es costumbre, no puedo dejar de reproducir el párrafo final del libro, que debería ser de obligada reflexión para los movimientos sociales y las nuevas plataformas políticas en efervescencia:

En el caso español, los principales “recursos" son la playa y el suelo y las principales industrias, la turística y la de la construcción. Ante las dificultades de llevar programas de redistribución de la riqueza y de alteración radical de las estructuras de acumulación en el contexto de la UE y del euro, se podría correr el riesgo que un posible gobierno de izquierdas, centrase su política en la estrategia de "expandir las fuerzas productivas", es decir retornar a la senda del crecimiento. Y, la situación española (con sus "recursos"), nos lleva a pensar a que esos posibles gobiernos de izquierdas para afianzar una nueva fase expansiva, que también pudiera tener efectos redistributivos y mejoras sociales, podrían acabar llevando amplios programas de obras públicas, aunque implicasen la construcción de viviendas públicas, y también la profundización de la mercantilización turística de la geografía española. Paradójicamente, en caso de optar por esas vías se estaría profundizando en las causas de la crisis y no a la inversa. Es por ello que cualquier proyecto transformador debería incorporar la ruptura del modelo turístico-inmobiliario que ha marcado el devenir del capitalismo español desde la dictadura.

Con la promesa de encontrarse con gemas como ésta, desde Alba Sud os invitamos a leer pausadamente la obra de Ivan Murray. A pesar de su tal vez excesiva longitud y la dificultad que conlleva siempre la lectura de no ficción, se puede aprender mucho, en España y en la Latinoamérica nuevamente colonizada por nuestras élites, sobre cuáles son los fundamentos que hay que derribar para reinventar una comunidad democrática, socialmente justa, ecológicamente sensata en un mundo que pueda ser viable y deseable en todas partes.

 

 

Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada
Webdesign: IBIS Servicios Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons.