RSS Español Catala English

www.albasud.org Contacto

Suscribete a nuestro boletín

Noticias Recientes

Entrevistas | Turismo Responsable

18-09-2014

Emilio Ferrero (UITA): "Las camareras de piso sufren una pandemia oculta"

Ernest Cañada | Alba Sud / Rel-UITA

“Arreglen mi lugar de trabajo”: campaña internacional de la UITA para la mejora de las condiciones laborales de las camareras de piso. Habla el coordinador de la campaña desde Ginebra.


Crédito Fotografía: Emilo Ferrero. Fotografía de la UITA.

Emilio Ferrero lleva toda la vida trabajando en la hostelería y vinculado al mundo sindical. Es un sector que conoce bien desde dentro, y por eso sabe de lo que habla cuando cuenta la necesidad de impulsar una campaña internacional para mejorar las condiciones de trabajo de las camareras de piso de los hoteles. Hablamos con él desde Ginebra, donde está la sede del Grupo Profesional de Hoteles, Restaurante, Catering y Hoteles (HRCT) de la UITA, una federación internacional de organizaciones sindicales de los sectores agrícolas, plantaciones, procesamiento de alimentos, bebidas, tabaco, hoteles, restaurantes y proveedores, comercios y servicios,que cuenta aproximativamente con 2,6 millones de afiliados de 389 organizaciones en 125 países.

La hostelería es un sector en el que tienes una larga experiencia.

Sí, empecé a trabajar a los 16 años en la recepción del Parador Hostal de San Marcos en León. En 1984 fui elegido delegado sindical y presidente del Comité de Empresa. Desde entonces y hasta este mismo año he sido representante de los trabajadores de Paradores de Turismo de España. Siempre estuve vinculado a la Unión General de Trabajadores (UGT) y entre el 2005 y el 2014 fui el Secretario Federal de Hostelería y Relaciones Internacionales de ese sindicato.

Y de ahí pasas a la UITA.

Desde el 2014 estoy dedicado de manera permanente al Equipo de HRCT de la UITA, aquí en Ginebra, donde coordinamos los sindicatos de hostelería afiliados de todo el mundo, bajo la dirección del Presidente Mundial de este grupo, el compañero Norberto Latorre, de Argentina.

Actualmente habéis puesto en marcha una campaña internacional, “Arreglen mi lugar de trabajo”, sobre las condiciones laborales de las camareras de piso. ¿Por qué centráis la atención en este colectivo?

Es un sector que tiene unas condiciones de trabajo penosas, con graves lesiones y consecuencias tanto físicas como psicológicas. En los informes preliminares y debates que hicimos identificamos esta situación como una “pandemia oculta”, que coincide plenamente con lo que explicaste en tu artículo Las que limpian los hoteles.

Un colectivo muy vulnerable e invisibilizado.

Mayoritariamente la fuerza laboral de las camareras de piso a escala global está compuesta por mujeres, inmigrantes, y en porcentajes cada vez mayor jóvenes. Lógicamente existen excepciones de algunos países, donde por razones culturales estas tareas las desarrollan hombres. Pero ésa es la autentica “foto” de las afectadas. Parece que no están pero son cientos de miles en todo el planeta, y su situación es una auténtica emergencia.

Uno de las prácticas que la patronal del sector hotelero está impulsando es el incremento de las externalizaciones, ¿cómo afectan estos procesos al trabajo de las camareras de piso?

Las externalizaciones agudizan mucho su situación, porque aleja, aun más, este problema del control de los representantes de los trabajadores y por tanto de la posible defensa de sus derechos. Además, difumina las responsabilidades contractuales entre la empresa contratante y prestataria de los servicios, el auténtico objetivo de las compañías. La externalización sirve para imponer una mayor carga de trabajo con un coste económico más bajo, con menores garantías y seguridad laboral. Demencial. Todo esto supone un reto para el mundo sindical.

¿Se pueden generalizar a nivel internacional que las camareras de piso sufren unas condiciones laborales muy precarias?

Sí, de manera clara y rotunda. En una encuesta que hicimos en la UITA, y que fue respondida  por sindicatos de 22 países de todos los continentes, comprobamos de manera precisa lo que ya intuíamos, que existe un grave problema laboral que alcanza a este colectivo en todos los países, cadenas hoteleras y establecimientos. Está claro, es un problema de ámbito mundial. Por eso entre los años 2012 y 2013 decidimos lanzar una campaña global.

¿Qué se pretende con esta campaña?

Con el objetivo obvio de mejorar las condiciones laborales de las camareras de piso, la campaña pretende denunciar sus condiciones de trabajo a escala global, tanto a una escala pública como frente a los organismos internacionales, por ejemplo la Organización Internacional del Trabajo (OIT), e incluir este asunto en sus agendas. También queremos reintroducir este asunto en los planes de trabajo de los sindicatos afiliados a la UITA, porque desde el ámbito nacional se puede incidir a través de la vía normativa o de los convenios. Igualmente nos interesa identificar buenas prácticas, y que éstas nos sirvan para conformar criterios base de trabajo que puedan ser utilizados por el resto del sector. Finalmente queremos comprometer a las compañías a desarrollar e implementar medidas técnicas y laborales que eviten los daños de esta auténtica pandemia.

¿Por qué es tan importante este reconocimiento de la situación por parte de un organismo como la OIT?

Nuestra intención es introducir el asunto en su agenda, en la búsqueda de “recomendaciones” de Convención, documento de seguridad o salud, o algo similar, y que nos sirva como referencia para mejorar las condiciones laborales. A menudo la disculpa empresarial es que el problema no existe, ya que ningún organismo ha reglamentado nada al respecto, como el número máximo de habitaciones o metros a limpiar.

Y esto podría ayudar a las organizaciones sindicales de diferentes partes del mundo en las negociaciones con sus respectivas patronales.

Efectivamente, el sector hotelero necesita “estándares”, normas claras y concretas en términos de seguridad y salud, que permitan a los trabajadores plantear sus demandas. Ése es el camino que hemos abierto y queremos transitar por él, sabiendo que es tortuoso y lento. Una de nuestras aspiraciones es que el ámbito de las camareras de pisos sea reconocido como “insalubre” en términos laborales y por tanto necesitamos dotarnos de herramientas de protección para esas trabajadoras.

¿Cómo estáis organizados?

Hemos constituido un equipo de campaña, con representación de responsables sindicales de todos los continentes, que documenta, debate y analizan la situación global y fijan criterios de trabajo sobre la campaña. Y desde este equipo se pretende “acompañar” poner a disposición o atender cualquier demanda de soporte o ayuda.

¿Cómo se puede informar uno de los avances de la campaña?

En la página web de la UITA, hemos creado un lugar especifico sobre la campaña en diferentes idiomas, donde recogemos las informaciones que aglutinamos, y que nos comunican las organizaciones sindicales afiliadas. Pero indudablemente la campaña tiene vida propia en cada país y sindicato, y las acciones son muchas y muy variadas.

 

Entrevista publicada originalmente en El País el 17 de septiembre de 2014.

 

Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada
Webdesign: IBIS Servicios Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons.