RSS Español Catala English

www.albasud.org Contacto

Suscribete a nuestro boletín

Noticias Recientes

XV Convenio Colectivo de Hostelería | Turismo Responsable | Islas Baleares

25-06-2014

Fernando Medina: "El convenio de hostelería ha rearmado la moral de los sindicatos"

Ernest Cañada | Rel-UITA / Alba Sud

El secretario de Acción Sindical Internacional de la FECOHT - CCOO valora el pre-acuerdo del convenio colectivo de hostelería en Baleares alcanzado el pasado 11 de junio.

 


Crédito Fotografía: Fernando Medina. Foto de Gerardo Iglesias / Rel-UITA

Hablamos con el Secretario de Acción Sindical Internacional de la Federación del Comercio, Hostelería y Turismo (FECOHT) de Comisiones Obreras (CCOO) a propósito de la reciente negociación del convenio colectivo de hostelería en Baleares y sus implicaciones en el contexto español.

 

¿Cuál es tu valoración de los resultados obtenidos en la negociación del nuevo convenio colectivo de hostelería en Baleares?     

Una primera aclaración: el convenio todavía no se ha firmado. Se ha llegado a un pre-acuerdo en las líneas generales. Y no cabe duda que ha sido una victoria en la medida que las pretensiones maximalistas de la patronal se han aparcado. Pero ahora hay que conformar el texto normativo del convenio, y no es fácil, porque el diablo está en los detalles.

Por lo tanto, satisfacción, porque se ha sido capaz de evitar unas pretensiones que no sólo en Baleares, sino también en el resto de España, nos hubieran puesto a los pies de los caballos.

¿Qué amenazas eran las que más destacarías de lo que pretendía introducir la patronal en este convenio?

Fundamentalmente la externacionalización de una buena parte de la actividad hotelera. Y segundo, también muy importante en el ámbito específico de las islas Baleares, el tema de la desaparición en la práctica de la figura del fijo discontinuo.

¿Por qué es tan importante esta figura?

Con todas sus limitaciones, la figura del fijo discontinuo es algo que ha permitido mantener decenas de miles de empleos en Baleares. Si hubiera desaparecido, el proceso de precarización no sé si está en una escala 5, pues hubiera pasado a una escala 7 u 8.

Una victoria matizada entonces.

No nos engañemos,estos son convenios defensivos. Son convenios planteados en una situación de crisis, y por tanto la idea es ir a mantener el máximo de cosas posibles. Y más en un momento que la movilización es difícil, porque con un nivel de paro tan enorme, 6 millones de desempleados, lanzar una movilización es muy complicado. Entonces, en la medida que la patronal no se sale con la suya es una victoria, y como tal hay que plantearlo. Pero en fondo, en el mejor de los casos, nos estamos quedando como estábamos. Tampoco podemos tirar las campanas al vuelo.

¿Por qué era tan importante esta negociación visto desde fuera de Baleares?

El convenio de Baleares era decisivo. Junto con Cataluña y Canarias son las principales comunidades turísticas. Y el peso de su regulación en su ámbito laboral sirve como ejemplo. Es decir, no es lo mismo que se externalice el servicio en una determinada empresa, en un hotel, o incluso en una cadena, a que se haga en el sector y refrendado por la organización sindical. Y más que se externalice en la medida que pretendían en Baleares.

No vamos a discutir que se externalice, por ejemplo, la seguridad. O que tengas externalizado un servicio de lavandería sobre todo en hoteles pequeños. Incluso en algún hotel en Benidorm pretendían no sólo externalizar el servicio de habitación, si no contratar a los trabajadores de recepción como trabajadores autónomos. Pero no es lo mismo que te encuentres esas situaciones aisladamente a que te las encuentres en un convenio colectivo que además quieren que lo firmes. Por eso digo que el convenio de baleares era muy importante, y se ha saldado con una derrota de la pretensión patronal. Pero insisto, ha sido una lucha defensiva.

¿Era la primera vez que la patronal planteaba algo así, con estas dimensiones?

Hasta este momento ha sido el único convenio sectorial, como mínimo el único importante en el sector de la hostelería, en el que se ha planteado el tema de las externacionalizaciones con esa crudeza. La externacionalización la estamos viviendo como un auténtico problema en el sector, pero hasta ahora se nos está planteando a nivel de empresas.

El año que viene se vence el convenio en Canarias, en concreto en Tenerife, y hay que volver a negociar el convenio. Habrá que ver cómo se plantea la cosa. Si nos encontramos ante un hecho aislado en Baleares o es una situación que la patronal va a querer repetir, y lo hace en convenios "estrella".

¿Con qué balance de quedas entonces?

Lo de Baleares tiene un cierto sabor agridulce. Victoria por un lado, pero por otro lado conciencia de que no hemos avanzado. No hemos quedado como estábamos. Y esa es la tónica general: estamos ante movilizaciones defensivas. En algunos casos de más o menos calado, pero esa es la realidad. Pero también son importantes porque rearma de moral a los compañeros. Es un nuevo ejemplo de que resignarse no lleva a ningún lugar, y eso también es real.

 

Entrevista publicada originalmente en la Rel-UITA el 24/06/2014.

 

 

Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada
Webdesign: IBIS Servicios Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons.