RSS Español Catala English

www.albasud.org Contacto

Suscribete a nuestro boletín

XV Convenio Colectivo de Hostelería | Turismo Responsable | Islas Baleares

19-06-2014

Antonio Copete: “Los sindicatos tenemos que tener posiciones de fuerza”

Ernest Cañada | Rel-UITA / Alba Sud

Entrevista al secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería y Juego de la UGT de las Islas Baleares sobre el Convenio Colectivo de Hostelería de Baleares.


Crédito Fotografía: Antonio Copete. Fotografía de la Rel-UITA / Alba Sud

Tras la firma del pre-acuerdo para el Convenio Colectivo de Hostelería de Baleares entre la Unión General de Trabajadores (UGT), Comisiones Obreras (CCOO) y la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), hablamos desde Palma con Antonio Copete, el responsable de la negociación por parte de UGT.

El pasado miércoles 11 de junio, el día en que se firma el pre-acuerdo, ya llevabais cinco meses de negociación, y la resolución final aún no estaba muy clara, cuéntanos cómo estaban las cosas ese último día una vez retomasteis las negociaciones.

Estábamos en el proceso final, con posiciones cambiantes. Hasta ese momento había habido un planteamiento muy duro por parte de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca. Pero estaban bajado ya de muchas de sus pretensiones. Habían eliminado un tema fundamental para nosotros, que era la cuestión de los fijos discontinuos, que se adapta como un guante a lo que es la actividad turística, porque trabajan cuando vienen los turistas y acaban cuando se marchan. También habían renunciado a todo el tema de jornada, en cuanto a poder distribuirla a su capricho, a llamar a los trabajadores cuando quisieran, a acumular días libres en los meses de verano, y que en lugar de dos días solo se librara uno.

¿Y en cuanto a la externacionalización?

Al principio del día la retiraron de la mesa, aunque no renunciaban a hablar de ella en un momento dado. Para nosotros la frontera estaba ahí. Tiene que haber la condición de que a igual trabajo igual salario. A partir de ahí, si es una externacionalización de los meses de baja actividad podemos hablar. Aquí se habla mucho de lo que es desestacionalizar, porque los meses de diciembre, enero y febrero el clima en Baleares es malo y por lo tanto no vienen turistas. Si en ese espacio se puede favorecer que se genere empleo, nosotros estaríamos con la idea de generar empleo, pero siempre bajo el principio de que se tiene que aplicar las condiciones salariales del convenio de hostelería.

¿Cómo se planteó la discusión en torno a la cuestión salarial?

Ellos al final pusieron sobre la mesa un convenio salarial de 4 años pero con un 0,5% de incremento cada año, que sería un 2% en el global del ámbito temporal del convenio. Eso para nosotros era insuficiente. La duración del convenio tiene que ser en función de lo que pongan sobre la mesa en el tema salarial, a más años mayor incremento. Al final logramos que el incremento fuera del 1,125%, un 4,5% en total.

¿Por qué renunciaron los empresarios a sus pretensiones?

Quizás en otras regiones de España el convenio de hostelería no toma la misma importancia que en Baleares. Pero aquí hablar de turismo es hablar de lo que vivimos, directa o indirectamente, la mayoría de la gente. Si no hay turistas y no hay hoteles abiertos no hay actividad económica. Estamos hablando que 1 de cada 4 trabajadores está afectado por este convenio. Y esto tiene una repercusión mediática muy importante. Y con las barbaridades que los empresarios pusieron encima de la mesa nosotros fuimos capaces de ganarnos a la prensa, a la opinión pública e incluso a parte de los empresarios que estaban de acuerdo con nosotros de que lo que pretendían los hoteleros era una auténtica barbaridad.

En mi opinión los empresarios han tenido una estrategia muy equivocada, están muy mal asesorados. Ellos presentaron un escenario de confrontación puro y duro. Llevábamos cinco meses negociando y ha sido una provocación tras otra para que hiciéramos movilizaciones y fuéramos al conflicto. Y nuestra obligación, en este caso la UGT lo ha tenido siempre claro, es esperar a los tiempos estratégicos para poder movilizar, y para nosotros ese momento es el verano, julio y agosto, que es cuando más hoteles están abiertos, hay más actividad, y es cuando más posibilidades tenemos de ganar. Si hacemos una movilización en febrero no hay nadie trabajando. Es una cuestión de estrategia. Los sindicatos tenemos que tener posiciones de fuerza, nos cueste lo que nos cueste, y eso es lo que ha pasado con este convenio.

¿Cómo valoras finalmente el acuerdo alcanzado?

Es un éxito sindical rotundo. Estamos hablando de un convenio de 4 años en un contexto muy complicado. La patronal ha retirado todas las propuestas que eran negativas para nosotros: fijos discontinuos, externacionalización, jornada,... Y por tanto el Convenio se ha quedado como estaba y con subida salarial de un 4,5%.

 

 

 

Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada
Webdesign: IBIS Servicios Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons.