RSS Español Catala English

www.albasud.org Contacto

Suscribete a nuestro boletín

XV Convenio Colectivo de Hostelería | Turismo Responsable | Islas Baleares

19-06-2014

Ginés Díez: “La patronal hotelera planteó un ataque frontal”

Ernest Cañada | Rel-UITA / Alba Sud

El Secretario General de la Federación de Comercio, Hotelería y Turismo de CCOO de las Islas Baleares explica lo que estaba en juego en la negociación del Convenio Colectivo de Hostelería en Baleares.


Crédito Fotografía: Ginés Díez. Fotografía de Rel-UITA / Alba Sud

El pasado 11 de junio los sindicatos CCOO y UGT firmaron un pre-acuerdo con la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) para el nuevo Convenio Colectivo de la Hostelería de Baleares. Se ponía así fin a un proceso de negociación de cinco meses con una clara victoria sindical y la retirada de las principales propuestas de la patronal. Pero hasta el último día se barajó la posibilidad de la ruptura de las negociaciones y la convocatoria de una huelga general en el sector, que hubiera tenido fuertes repercusiones en la economía balear. Las negociaciones no fueron fáciles debido a las pretensiones patronales, que fueron vistas como un ataque frontal a las organizaciones sindicales y a los trabajadores y trabajadoras.

Para entender qué estaba en juego en este convenio colectivo hablamos con Ginés Díez, el responsable de la negociación por parte de CCOO.

¿Cuáles eran las propuestas sindicales cuando empezasteis la negociación?

CCOO y UGT estuvimos preparando una plataforma conjunta. Eran reivindicaciones clásicas: 35 horas por semana; una subida salarial del 3%; que no se desregularizaran los fijos discontinuos; que no hubieran externacionalizaciones de servicios; que no hubiera una jornada irregular salvaje en los centros de trabajo; subir más la calidad del empleo con plantillas mínimas superiores a las que tenemos ahora; que se pagara el 100% cuando se está de baja; que las cargas de trabajo fueran inferiores, etc., etc.

Hacíais estas demandas en un momento que el sector se había recuperado claramente de la crisis, y sin embargo la patronal estaba proponiendo la congelación salarial.

2012 y 2013 han sido años históricos en el turismo y la rentabilidad ha sido mayor que nunca. La patronal en 2013 ha facturado más de 10.500 millones de euros, con una rentabilidad en torno al 5% - 6%. Pero a la vez anunciaron que para el próximo convenio colectivo iban a ofertar un 0% de subida salarial. Entonces, ahí empezó mal la negociación.

Y sus otras propuestas eran también claramente lesivas para los intereses de los trabajadores y de los derechos sindicales.

Sí, propusieron desregular una figura contractual que tenemos en Baleares, los fijos discontinuos. Y también la desregularización de la jornada, o sea que se pudieran hacer más horas de las establecidas, y que eso teóricamente te lo devolvieran a final de temporada, o que en lugar de librar dos días consecutivos como tenemos, se librara a final de temporada. Pero sabíamos que eso sería la excepción, que en la mayoría de casos luego no pagarían nada, y cómo demuestra usted eso. Y finalmente estaba el tema de la externacionalización de servicios.

Este era el punto clave de la negociación. ¿Por qué era tan grave?

Lo que no puede ser es que rompamos la unidad productiva del centro de trabajo. Nosotros aceptamos que en la hostelería haya algunos servicios muy determinados que pueden ser externalizados, pero lo que es la limpieza de las habitaciones, la comida, la restauración, la recepción, todo esto no puede ser externalizado de ninguna manera.

La externacionalización implica que, por ejemplo, las camareras de piso sean de la empresa Juanito Pérez, que los cocineros sean de la empresa Pérez García, e igual los camareros, y cada uno va a negociar por su parte, y con empresas distintas. Habría un director, que imagino que sería de la propiedad que coordinaría todo eso, y lo demás serían empresas distintas.

¿De qué manera os justificaban esto?

Las empresas están diciendo que hay que bajar costes porque les viene una empresa de servicios externos que les ofrece la limpieza de la habitación a 5.50 euros, y yo con el personal que tengo estable de no sé cuántos años me está saliendo a 7, y que tengo que minimizar ese coste. Entonces hago esto o la carga de trabajo es mayor y pongo más habitaciones, más clientes a servir,...

Además esto suponía un ataque contra las organizaciones sindicales.

Con la externalización de servicios el convenio que estábamos negociando ya no tendría sentido ni razón de ser. Tendríamos que ir a acuerdos en las empresas y en la mayoría de ellas no hay representación legal de los trabajadores, y por tanto el abuso sería brutal. Esto sería la muerte de la negociación colectiva y la muerte de los sindicatos en el sector, porque evidentemente se iba a entrar en la negociación individualizada. Se acabaría la representación legal de los trabajadores, las secciones sindicales, las afiliaciones a los sindicatos, los comités de empresa, los delegados, en fin, esto acabaría con el sindicalismo de clase en las empresas.

Finalmente quedó fuera del acuerdo al que llegasteis.

Es que nosotros no íbamos a firmar el convenio si no retiraban lo de la externacionalización, porque sería hacernos el harakiri y hacerle el harakiri a los trabajadores y trabajadoras. Y nosotros no querremos pasear por la calle y que se nos acuse de ser los responsables de eso. Fue un fracaso rotundo de las propuestas maximalistas de la patronal.

 

Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada
Webdesign: IBIS Servicios Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons.