RSS Español Catala English

www.albasud.org Contacto

Suscribete a nuestro boletín

Artículo de Opinión | Recursos Naturales y cambio climático | Cataluña

13-06-2013

Cataluña: Verdades y mentiras del permiso de Hidrocarburos Ripoll

Llorenç Planagumà | Alba Sud / CST

La empresa Teredo Oil intenta recuperar los permisos de investigación y explotación de hidrocarburos. Sin embargo los científicos afirman que no hay ninguna trampa geológica en el subsuelo donde se pudiera acumular este petróleo.

 


Crédito Fotografía: Firma del Pacte del Bover en contra del Fracking por parte de la CUP, ICV-EUiA, ERC, PSC, CiU y Ciutadans el 08/02/2013.

Desde el pasado mes de octubre en la zona de Riudaura, Cataluña, se inició la lucha en contra de las intenciones de la empresa Teredo Oil Limited de extraer gas y petróleo mediante la técnica del fracking o fractura hidráulica. Tras retirarle los permisos por incumplimiento de ciertos plazos, ahora la empresa intenta recuperarlos y avanza en la estrategia de hacer creer que el área se hará rica con todo el petróleo y gas que hay ahí. Y por eso la empresa procura hacer reuniones con alcaldes y generar noticias en los medios de comunicación. Desde una visión técnica y científica podemos desmentir claramente estas argumentaciones y desmontar la estrategia empresarial que las alimenta.

El permiso posteriormente retirado por la explotación de hidrocarburos denominado "Ripoll" autorizaba a la empresa Teredo Oils Limited a investigar la existencia de hidrocarburos en el subsuelo de un área de 51.200 hectáreas de las comarcas de la Garrotxa, Osona y el Ripollès, y su posterior explotación. La Garrotxa sin embargo ha apostado desde hace tiempo por una economía sostenible, y en mi opinión ésta una estrategia totalmente incompatible con una economía basada en la extracción de los recursos naturales. Hay muchos interrogantes. Como geólogo y mediador científico he contrastado opiniones con expertos en el tema: ingenieros industriales especializados en la fractura hidráulica, ingenieros técnicos de minas, químicos, geólogos y otros. Hechas estas investigaciones puedo ir desgranando las verdades y mentiras del permiso por hidrocarburos Ripoll.

¿Hay hidrocarburos en esta zona? La respuesta es sí, concretamente hay una formación geológica que llamamos Armàncies, compuesta por margas y margocalizas que se sedimentaron en una cuenca marina hace unos 40 millones de años. En su base encontramos capas con presencia de materia orgánica en forma de petróleo, el que en geología llamamos roca madre. La migración de hidrocarburos hacia otras capas más permeables formarían las famosas "bolsas" de petróleo. Esta es la razón de la búsqueda de petróleo en este territorio en los años 60. Pero entonces no se localizó ningún yacimiento suficientemente rentable, solo gas en Riudaura y algo de petróleo en Vallfogona. Este hecho ya era conocido desde la época de los Romanos con la existencia de las llamadas minas del petróleo, donde se podía llegar a extraer unos 40-70 litros por tonelada de roca.

¿Hay suficiente cantidad de hidrocarburos? La respuesta es no. Los científicos afirman que no hay ninguna trampa geológica en el subsuelo donde se pudiera acumular este petróleo de la migración de la roca madre (Formación Armàncies). Si hay indicios de migración de hidrocarburos desde la roca madre por fracturas y diaclasas hacia capas más elevadas durante la formación de los Pirineos pero éste debió surgir en el exterior donde se perdió. De hecho todavía hoy se saca alguna surgencia de agua mezclada con un poco de hidrocarburos.

¿Porque hablan de sacar 30.000 barriles diarios de petróleo? Esto se basa en un análisis de los datos de una investigación que hizo a principios del 2000 una empresa filial de CEPSA. El problema radica en que hay errores en el cálculo de acumulación de hidrocarburos en Armàncies y la posible migración de los mismos. Son errores de cálculo de volúmenes tanto si estos se encuentran en "bolsas" como si lo que se pretende es explotar la roca madre por fractura hidráulica. Concretamente, los datos de la filial de CEPSA, calculan un volumen de roca con posibilidades de hidrocarburos muy exagerado. Hay que añadir que como la zona está muy doblada y fracturada es enormemente difícil mantener la capa constantemente y trabajar en ella, con el incremento de costes que supone con una técnica de viabilidad ya cuestionada, y finalmente hay también más posibilidades de desastres ambientales.

¿Qué intereses reales hay detrás? Nos hemos informado por expertos que seguramente detrás toda esta operación hay intereses especulativos. Cuesta entender que alguna empresa quiera poner el dinero con una apuesta tan arriesgada como se comentaba anteriormente. El objetivo real es poder disponer del permiso para realizar alguna prueba de explotación simulando rentabilidad y luego venderlo a empresas más grandes.

¿Que le queda al territorio? Todo esto es muy peligroso, tanto si se utiliza el fracking como si no. Lo que es seguro es que el territorio es quién más pierde. Hay que disponer de toda la información de manera rigurosa para poder decidir qué se quiere. Pero mientras tenemos una hipoteca en forma de permiso o futuro permiso, es difícil que se puedan hacer otras inversiones vinculadas a un uso más sostenible del territorio, como por ejemplo determinadas inversiones en turismo. Debemos consensuar rápidamente la estrategia económica de la zona. Mi opinión es que este tipo de actividades extractivas no son compatibles con los espacios naturales y el modelo socioeconómico de estas zonas. Progreso actualmente es saber generar economía sin destruir el territorio.

 

Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada
Webdesign: IBIS Servicios Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons.