RSS Español Catala English

www.albasud.org Contacto

Suscribete a nuestro boletín

Noticias Recientes

Artículo de Opinión | Turismo Responsable

04-04-2013

Activos tóxicos: Ses Fontanelles

Ivan Murray | GIST

La urbanización de Ses Fontanelles, Mallorca, es una muestra del rescate público de los intereses del capital financiero. Ses Fontanelles es la otra cara de los recortes, que sacrifican bienes comunes (territorio, médicos o maestros de escuela) para salvar activos tóxicos.


Crédito Fotografía: Ses Fontanelles. Fotografía tomada de Contrainfos

La historia de Mallorca no se puede separar de la especulación turístico-inmobiliaria y del matrimonio entre los poderes político y económico. La respuesta social ha expresado en múltiples campañas en defensa de la protección de los espacios de alto valor ecológico. Ésta ha sido un importante freno a las expectativas de negocio inmobiliario.

La enorme liquidez monetaria disponible, derivada de los mercados de capitales, ha contribuido a acelerar la especialización turístico-inmobiliaria de España durante toda la última década. Esta especialización ha sido facilitada mediante la configuración de un clima político abocado a facilitar proyectos urbanísticos. La historia es bastante conocida: por un lado, normalización de la corrupción político-empresarial y, por otra, estallido de la burbuja.

Con el estallido de la burbuja se ha impuesto una política de choque destinada a asegurar los intereses del capital financiero. Las grandes líneas políticas han sido: austeridad y recortes para el grueso de la población; rescates financieros para el gran capital. Es decir, el Estado ha pagado la deuda privada de las quiebras inmobiliarias y financieras, por ejemplo con el salvamento de los bancos arruinados, mientras que para hacerlo ha recortado en sanidad y educación.

Pero los medios de comunicación han subrayado solo un tipo de rescate, el de las inyecciones de dinero público a las entidades financieras. Sin embargo, ha habido otro tipo más sutil, pero igualmente "generoso", según el cual los gobiernos han creado un clima favorable a las inversiones financiero-inmobiliarias y agilizado proyectos urbanísticos. En otras palabras, los capitales financieros han ordenado a sus "empleados" (los gobiernos) que les agilicen proyectos. El proyecto de Meliá Hotels International en Magaluf quizás es el ejemplo más clamoroso.

A raíz de la crisis y con la quiebra de muchas inmobiliarias, las entidades financieras se han convertido en las grandes inmobiliarias del Estado. Cuando se dice que la banca acumula una gran cantidad de activos tóxicos, a menudo se apunta a la población endeudada (y ahora desahuciada), pero la realidad es que la mayor parte de estos activos tóxicos son solares, promociones inacabadas y créditos alto riesgo concedidos por los bancos a constructoras e inmobiliarias.

Así se explica mejor el renovado interés por parte de la administración para urbanizar Ses Fontanelles. A los ojos de una parte de la población Ses Fontanelles son un humedal de alto valor ecológico, pero para el capital no es más que un activo tóxico. Los gestores neoliberales tienen como misión asegurar los intereses del capital financiero. Tras la última reforma del sector financiero que obliga a los bancos elevar las provisiones para cubrir posibles pérdidas, se han puesto en marcha toda una serie de medidas paralelas para detener la caída del valor de los activos. Así, las autoridades han comenzado a ejecutar las órdenes del sector financiero destinadas a revalorizar los activos urbanos, y en este sentido Eurovegas es un claro ejemplo.

En Mallorca tenemos nuestro Eurovegas en Ses Fontanelles. En julio de 2012, dos meses después de la reforma financiera y en plena crisis, se aprobaba la ley que permitía la urbanización del "activo tóxico" de Ses Fontanelles. Tengamos presente que, más que de humedales y valores ecológicos, hablamos de dinero en un contexto de importante mutación en el mapa empresarial y, por tanto, en el mapa del poder. Si hasta ahora la mayoría de las promociones estaban ligadas a capitales locales, en estos momentos la cosa va cambiando. El caso de Ses Fontanelles es una clara muestra. La propiedad de la empresa Parque Aqua Magica SL está en manos de la inmobiliaria Colonial, la cual era propiedad de La Caixa. Al estallar la crisis, Colonial había acumulado una elevada deuda con bancos extranjeros que finalmente se hicieron con el control de la inmobiliaria. Esto hace que la urbanización de Ses Fontanelles sea obra de: RBS (rescatado por el gobierno británico), Eurohypo (filial del Commerzbank, cuyo principal accionista es el Gobierno Federal Alemán), Crédit Agricole (entidad francesa, actualmente con serios problemas ), La Caixa y Coral Partners, una entidad del paraíso fiscal de Luxemburgo.

La urbanización de Ses Fontanelles es una muestra del rescate público de los intereses del capital financiero. Ses Fontanelles es la otra cara de los recortes, que sacrifican bienes comunes (territorio, médicos o maestros de escuela) para salvar activos tóxicos.


Publicado originalmente en Contrainfos. Traducción al castellano de Alba Sud.

 

Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada
Webdesign: IBIS Servicios Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons.