RSS Español Catala English

www.albasud.org Contacto

Suscribete a nuestro boletín

Artículo de Opinión | Mundo global

28-02-2013

Rentabilidad versus derechos humanos

Lina Karlsson | Solidaridad Suecia-América Latina (SAL) / Alba Sud

Los fondos de pensión suecos llevan años invirtiendo en la empresa minera canadiense Goldcorp, que acumula denuncias por los impactos causados en sus explotaciones. Uno de los casos más sonados es el de la mina Marlin en Guatemala. 


Crédito Fotografía: Consulta en San Mateo Ixtatán sobre la mina (mayo 2009). Fotografía de Christin Sandberg | SAL

¿Cuánto vale una vida humana? La idea me viene a la cabeza mientras leo sobre la economía de la empresa minera canadiense Goldcorp. En su página web aparecen figuras abultadas. En 2011 Goldcorp pagó 1,881 millones de dólares en dividendos.La empresa va bien. Pero por qué, y a costa de quién, eso no lo cuentan los números. Los fondos de pensiones de Suecia han invertido 364 millones de coronas suecas (5.709.516.085 dólares) en Goldcorp, que tiene minas en Centro y Sudamérica. Una de ella es la mina Marlin en Guatemala.

Fue en 2008 que comenzaron a llegar información sobre abusos en la mina,  principalmente sobre la degradación del medio ambiente, enfermedades y amenazas violentas a la población [1]. Desde entonces, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, al igual que una serie de organizaciones internacionales, comenzaron a criticar a la mina Marlin y presionaron a Goldcorp para que hiciera mejoras [2]. La misma empresa Goldcorp dice que quiere hacer una minería responsable. Entre otras cosas, actualmente financia programas sociales en el área alrededor de la mina. Sin embargo, en reportajes publicados recientemente sobre la región, la población testifica nuevas irregularidades [3]. Hablan sobre amenazas dirigidas contra quienes se niegan a vender sus tierras, o a los que abiertamente critican la mina. Doña Diodora Hernández, una anciana de San Marcos, es una de ellas. Dice que unos mineros la amenazaron de muerte con un machete, empuñándolo como con un arma, sólo porque no quiere vender su tierra.

Los fondos de pensiones suecos siempre han mantenido sus inversiones en Goldcorp. Lo justifican diciendo que están en diálogo con la empresa - y que por lo tanto pueden tratar de influir en Goldcorp para mejorar. Lo que no toman en cuenta es que las mejoras que ha hecho Goldcorp son huecas. Hay una cáscara, una fachada, pero no hay contenido. Cuando entrevisté recientemente al líder indígena, Daniel Pascual, sostuvo que los cambios que Goldcorp ha hecho hasta el momento sólo son cosméticos, que nunca pueden superar el daño que la empresa ya ha causado a las personas y al medio ambiente en el área. El impacto negativo permanece. Y las amenazas contra los opositores de la mina también continúan. El caso es clásico. Nuevamente el pequeño contra el grande. David contra Goliat. Y mientras la lucha continúa el mundo observa sin actuar. O mira hacia otro lado.

De acuerdo a la normativa vigente los fondos de pensiones tienen que hacer inversiones éticas - pero sólosi noponen en peligro el rendimiento.Goldcorp continuará haciendo mucho dinero. Las inversiones continuarán teniendo ganancias. Al final, todo se trata de la presentación de cifras infladas. Pienso que es repugnante. Y me avergüenzo de que el gobierno sueco permita que nuestras pensiones - la suya y la mía – crezcan a expensas de los derechos humanos. Goldcorp no es la única empresa criticada en la cual los fondos de pensiones han invertido dinero.

Cuando los fondos de pensiones se revisen habrá la oportunidad de cambiar las reglas. Ya es hora de que Suecia asuma la responsabilidad y deje en claro que la rentabilidad nunca debe ser elegida por encima de los derechos humanos y el medio ambiente. Las posibilidades de mejorar aun existen. Todo es cuestión de tomarlas. Más vale tarde que nunca.

 

Notas:
[1] Sobre las informaciones referentes a abusos de la mina Marlin puede verse: Agencia PL, Explotación minera ha ocasionado severos daños en Guatemala,  Radio La Primierísima, 17 de marzo de 2008; GRAIN, No a la mina, no revienten las montañas, Biodiversidad, 16 julio 2008; Aron Lindblom, Guldfeber och motstånd i Centralamerika, Latinamerika.nu, 9 de octubre de 2008; Periodismo Comunitario, Gold Corp SA. contra 8 mujeres indígenas (video en Youtube), 13 de octubre de 2008; Sam Verhaert, Goldcorp devora el territorio por la fiebre del oro, No a la Mina, 3 de diciembre de 2009.
[2] Sobre las críticas de organizaciones internacionales se toma como ejemplo: La CIDH pide al Gobierno suspender explotación de la mina Marlin, Prensa Libre, 21 de mayo de 2010; CIDH solicita al gobierno de Guatemala suspender la explotación de la Mina Marlin en territorio maya, Centro de Políticas Públicas, 26 de mayo de 2010; Chris Hufstader, Mina Marlin: Pedido de suspensión a causa de la violencia y la contaminación, Oxfam Amércia, 1 de noviembre de 2011. Sobre la respuesta de la empresa a las peticiones de suspensión de la explotación en la Mina Marlin puede verse el siguiente comunicado.  
[3] Una muestra de los reportajes recientes son los siguientes: Lyuba Zarsky and Leonardo Stanley, Buscando Oro en el Altiplano de Guatemala: Beneficios económicos y riesgos ambientales de la Mina Marlin, Global Development And Environment Institute, septiembre de 2011; Sara Murillo Cortés, Längs guldgruvans problemkantade vägar, Latinamerikagruppernas, 4, 2012; Agencia EFE, Organizaciones protestan contra mina Marlin, Prensa Libre, 26 de abril de 2012.

 

Lina Karlssones comunicadora. Corresponsal para Centroaméricade Solidaridad Suecia-América Latina (SAL), con sede en Managua, y colaboradora de Alba Sud.

Artículo publicado originalmente en sueco en la revista Folket, número 6, 17 de febrero de 2013. Traducción al español de Lina Karlsson para Alba Sud.

 

 

Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada
Webdesign: IBIS Servicios Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons.