RSS Español Catala English

www.albasud.org Contacto

Suscribete a nuestro boletín

Entrevistas | Turismo Responsable

17-07-2012

Daniela Moreno Alarcón: sobre género y turismo

Reproducimos parcialmente la entrevista que Eroski Consumer hace a esta experta de origen chileno afincada en Madrid. En ella reflexiona sobre las múltiples aristas de la relación entre género y turismo, un mirada necesaria ante una realidad que tiene a ser invisibilizada o distorsionada de un modo superficial. 

¿A qué responde el enfoque de turismo y género?

El turismo es un sector económico inmenso. En 2011, generó más de un billón de ingresos en exportaciones y la llegada de turistas en todo el mundo fue de 983 millones. A partir del desarrollo del turismo se generan líneas de financiación y políticas de desarrollo, relaciones internacionales, reducción de la pobreza, protección medioambiental, económicas y derechos humanos, ¿pero quién se beneficia de estas políticas y quién no? El enfoque de turismo y género analiza cómo las mujeres y los hombres contribuyen, experimentan y se ven afectados o beneficiados, de forma individual y colectiva, por el desarrollo del turismo. Por otro lado, históricamente, las mujeres se han encontrado en la última escala del "desarrollo de las sociedades" y la "promoción y cumplimiento del desarrollo sostenible". Por tanto, conviene analizar qué impactos genera el desarrollo del turismo en la vida de las mujeres y de las niñas, así como las causas de estos impactos.

¿Qué hay detrás de algunos destinos turísticos a los que viajamos, qué nos perdemos con la mirada de turistas?

En algunos destinos turísticos, como los situados en los países empobrecidos, acontece una situación de desigualdad que se refleja en la pobreza, entendida como la privación de los recursos, de la creación de capacidades y de libertades. Hay un constante incumplimiento de los derechos fundamentales y, en muchas ocasiones, detrás de toda esta magia del turismo, encontramos problemas sociales, económicos y medioambientales muy serios. Uno de los más graves e invisibles es la discriminación y violencia que se ejerce hacia las mujeres y niñas. Es una triste situación que a menudo el turismo fortalece o, incluso, genera.

Este verano viajaré a un resort en un país paradisíaco. Yo pienso en descanso, ocio y comodidad. ¿En qué piensa usted?

En los casos donde es evidente el atentado a los principios de la sostenibilidad, pienso en explotación sexual de mujeres y niñas, en explotación laboral y en contaminación y destrozo medioambiental. Ahora bien, este tipo de pensamientos no solo me vienen a la cabeza cuando veo un resort en una playa paradisíaca.

¿El turismo genera desarrollo?

Si entendemos el desarrollo en el marco del sistema económico dominante, que solo concentra sus esfuerzos en la generación de ingresos en aras a incrementar el PIB, yo creo que sí. Ahora bien, si el desarrollo lo vinculamos con "lo humano", es decir, con la creación de capacidades, la disminución de las desigualdades de género y de poder, la redistribución equitativa de los ingresos y con el empoderamiento de las personas, sobre todo de las mujeres en los países empobrecidos, considero que falta mucho por hacer.

Señala que una de las promesas del turismo debería ser "generar trabajo decente", ¿qué se entiende por trabajo decente?

El trabajo decente no es solo tener una remuneración ni un horario laboral decente. Implica una revalorización de las capacidades de mujeres y hombres en el marco de la convicción de que las diferencias no pueden generar desigualdades. El año pasado, un grupo de empresarias marroquíes del sector del turismo me expresaron que, para ellas, un trabajo decente es el hecho de no ser explotadas por nadie y poder gozar de cuotas de libertad en su vida cotidiana. El trabajo decente también implica el desarrollo de la autonomía y de la autoestima. Para ello, también es necesario enmarcar el trabajo decente en la corresponsabilidad y la conciliación entre mujeres y hombres.

¿Qué implica el denominado turismo de género?

Es posible que se comience a denominar turismo de género a un tipo de turismo en el que se entiende que mujer es igual a género y que género es igual a mujer. La perspectiva de género permite analizar y comprender las desigualdades entre mujeres y hombres y, en particular, la discriminación que sufren las mujeres. A partir de lo anterior, desea, en términos generales, reorientar la construcción de lo que se entiende por desarrollo, sostenibilidad y reducción de la pobreza. La perspectiva de género remite a relaciones de poder desiguales y a graves problemas sociales vinculados con los derechos humanos. Una cosa es abrir y expandir el nicho de mercado de las mujeres y otra, reivindicar los derechos vulnerados de mujeres y hombres en el marco del desarrollo del turismo.

¿Determinadas prácticas en turismo ponen en riesgo la seguridad de las mujeres?

Sí, estas van desde las prácticas laborales hasta las prácticas sobre los recursos naturales fundamentales para la seguridad alimentaria y para la salud de las mujeres y de las niñas.

¿Qué papel juegan los hombres en cuestiones de turismo y género?

Un papel fundamental. No es posible consolidar la igualdad y la equidad de género, en cualquier ámbito, si los hombres no son conscientes de que sus derechos también son vulnerados por el machismo. En Cabo Verde, los hombres se mueren por enfermedades comunes porque consideran poco varonil acudir al médico en determinados casos. En Europa, algunos hombres que quieren estar con su bebé recién nacido no piden la reducción de la jornada laboral porque les da vergüenza o porque no quieren arriesgarse a perder su trabajo. Muchas veces, en terreno se trabaja más con los hombres que con las mujeres.

¿Cómo afecta el turismo a las tradiciones?

En ocasiones, de forma positiva. Ahora bien, la tradición, desde los ojos y la boca de las mujeres, muchas veces se pierde o es maquillada por la industria del turismo. Este tema es interesante, ya que existen tradiciones que son verdaderos atentados contra la integridad y vida de las mujeres, como lo es la ablación genital. Por tanto, en ocasiones, la tradición, sea cual sea, hace mucho daño y empobrece la vida de las personas.

¿Hay todavía muchos estereotipos en el turismo?

Muchos y, en ello, tienen mucha responsabilidad el marketing y la comercialización de los destinos turísticos.

¿Cuáles son los desafíos del turismo?

En mi opinión, el gran desafío es concretar una agenda de acción en materia de género y turismo. Esta agenda debería cuestionar "lo establecido" y fomentar un desarrollo más coherente con los problemas sociales, económicos y medioambientales que todos vemos, escuchamos y hablamos. Esos problemas se deberían enlazar con el turismo y revisar, reorientar y ejecutar las políticas, las estrategias y los resultados del turismo desde una perspectiva de género.

 

Entrevista realizada por Azucena García y publicada por Eroski Consumer el 7 de julio de 2012. 

 

Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada
Webdesign: IBIS Servicios Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons.