ESP CAT ENG

Contacto Newsletter

Suscribete a nuestro boletín

Reportaje | Turismo Responsable | Colombia

28-02-2020

Colombia, iniciativas turísticas en el Post-Conflicto: la Ruta Fariana

Juan Enrique Henao Bradford | Alba Sud

Tras la firma de los Acuerdos de Paz en 2016, se establecieron los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), donde excombatientes podrían capacitarse y reincorporarse a la vida civil. En ellos se han creado distintos proyectos productivos, que incluyen el turismo. 


Crédito Fotografía: Juan Enrique Henao Bradford.

Después de más de 50 años de conflicto interno, el 26 de Septiembre de 2016 se firmaron los Acuerdos de Paz en Colombia, entre el Estado colombiano y la guerrilla de las FARC-EP, a tres años de su firma, según la Agencia  para la reincorporación y normalización (ARN) [1] en el reporte presentado al 20 de diciembre de 2019, 13.202 personas fueron acreditadas por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz como excombatientes de la FARC, de las cuales 12.940 están en el proceso de reincorporación [2]. Esta agencia indica también que 2.946 personas viven en los 26 Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) que existen en el país,  mientras 9.275 personas están fuera de esas zonas. Además, hay pendiente de ubicar 719 excombatientes de las FARC, lo que no quiere decir necesariamente que hayan vuelto a delinquir.

Los ETCR

Los ETCR son espacios físicos  e instrumentos que tiene como fin garantizar el cese bilateral del fuego y el abandono de armas por parte de los miembros de las FARC, además de proporcionar capacitación a los excombatientes con el fin de lograr su reincorporación a la vida civil y la creación de proyectos productivos. Así, entre los aspectos importantes en los que se ha trabajado se encuentra la reincorporación económica, orientada hacia la generación de alternativas productivas, para que los excombatientes logren generar fuentes de ingresos sostenibles en el mediano y largo plazo, en el marco de la legalidad. De los 945 proyectos aprobados, existen diferentes emprendimientos de manufactura, producción alimentaria o turismo. 

En 11 de las 26 zonas de ETCR distribuidas en todo el territorio colombiano existen múltiples iniciativas turísticas que, según lo atractivo de cada región, ofrecen una amplia gama de actividades, como observación de aves, senderismo o rafting. Estas 11 zonas donde se ubican los ETCR se consideraban antes como "zona roja", pero después de los Acuerdos de Paz se están convirtiendo en un potencial para el turismo ecológico y sostenible.

Entre los 11 ETCR que tienen proyectos turísticos, dos de ellos son los más notables: el ETCR de Villanueva, ubicado en la Zona de Caguán, con el proyecto Caguán Expeditions, que es una experiencia de viaje inmersiva con la naturaleza, la memoria histórica y la aventura, bajo la guía de ex combatientes y las comunidades locales del cañón del río Pato y la cuenca amazónica del río Caguán, en Caquetá, Colombia. El otro es el ETCR de San José de Oriente, ubicado en La Paz, municipio de César, que tiene el Proyecto Tierra Grata Eco Tours Sas. Sus principales puntos destacados son historias de la guerra y visitas a los proyectos productivos que está desarrollando la comunidad, con un campamento que reproduce su vida en la jungla. Además, ofrecen un recorrido por un sendero de ecoturismo que termina en el río Manaure. Pero más allá de estos proyectos más conocidos, existen otras iniciativas de interés. Así, en la ETCR de Pondores, ubicada en el corregimiento de Conejo, municipio de Fonseca en el departamento de la Guajira, se ha desarrollado el proyecto turístico de la Ruta Fariana.

Fuente: ARN

ETCR Pondores: la Ruta Fariana

En el ETCR Pondores, como parte de los Acuerdos de Paz, se llevan a cabo cinco proyectos productivos diferentes que se desarrollan como parte de la etapa de reincorporación. Así, se lleva a cabo una granja agrícola apoyada por el Programa Mundial de Alimentos (PMA), una fábrica de ropa promovida por la institución nacional de educación pública SENA, un proyecto de fertilizantes orgánicos apoyado por la comunidad sueca y alemana, un proyecto de artesanía en madera y también una ruta turística. Además, los miembros de la comunidad reciben capacitación en diferentes habilidades, por ejemplo, en octubre de 2018, 21 miembros de la comunidad completaron un diploma en agricultura.

La Ruta Fariana es un proyecto de turismo rural comunitario que tiene la función de promover a través de iniciativas sociales, ambientales y económicas del área donde se encuentra. Fue diseñado por miembros de la comunidad y ha creado varios empleos directos para los excombatientes, sus familias y la comunidad. De este modo, se crean oportunidades y progreso para las comunidades involucradas, y se crea un motor para el desarrollo social, la inclusión y el bienestar de la región.

Esta ETCR ha recibido la visita de profesionales de la industria del turismo y jóvenes emprendedores que tienen un interés específico en el proyecto turístico, pero que también promueven el intercambio de información sobre los desafíos del emprendimiento, la sostenibilidad y la reincorporación social y económica. 

Fuente: Veomapas.

El proyecto recrea la vida de la comunidad cuando eran miembros activos del grupo guerrillero FARC - EP. Tiene como principal objetivo mostrar a los turistas cómo sus integrantes solían vivir durante la guerra y preservar su historia. Así, se ofrecen las siguientes actividades:

  • Recorrido por la granja, donde el turista puede conocer cultivos de la comunidad, como las plantaciones de banano.
  • Visita guiada al campamento fariano (Imagen 4). Los turistas visitan y duermen en los lugares donde vivían los excombatientes durante la guerra, y pueden aprender cómo solían cocinar, bañarse o ir al baño.
  • Preparación de comidas comunitarias. Durante la guerra las comidas siempre se hicieron en comunidad y los ex combatientes mantienen esta tradición.
  • Visita al Museo de la Memoria, en el que se preserva la historia del grupo durante el conflicto. Los visitantes encontrarán la ropa y el equipo que llevaban los excombatientes durante los días en la selva.
  • Visita a la obra artística de "Inty Malewa", una ex combatiente cuya obra gira en torno a la memoria colectiva. 
  • Caminata ecológica por la Serranía del Perijá, donde pueden obervarse diferentes especies endémicas en un área natural protegida.
  • Visita a la Biblioteca "Sueños de Paz", ubicada en el centro del corregimiento de Conejo, y reconocida con diferentes premios por su compromiso con el proceso de paz y la educación en este lugar.

La mayoría de los turistas que han visitado este ETCR están motivados por fines educativos, son estudiantes de universidades de distintos lugares del mundo, principalmente de Estados Unidos, que han estado realizando un campo de estudios relacionados con la guerra colombiana y la resolución de conflictos. Este tipo de experiencia proporciona un espacio abierto para discutir la articulación del proceso de paz, la vida guerrillera y también los problemas posteriores al conflicto que puedan surgir. Uno de los grupos que visitó la ETCR fue el Darmounth College de los Estados Unidos con 15 estudiantes que habían estado estudiando el conflicto colombiano.

De acuerdo con el diario El Heraldo, diferentes actores como, Corpoguajira, la ARN, la Universidad de La Guajira, la segunda Misión de la ONU, la Alcaldía de Fonseca, representantes de agencias de turismo del departamento, entre otros, han expresado su interés por estar vinculados al proyecto turístico y contribuir en el proceso de reincorporación económica y social que permita el desarrollo económico de las comunidades de la región.

Fuente: Juan Enrique Henao Bradford. 

Un aspecto importante del turismo para la comunidad son los diferentes espacios que se han creado. La Casa de la Memoria y el trabajo de la unidad de turismo han sido cruciales, ya que muestra la historia de primera mano, que en la opinión de las personas a cargo contribuirá a no repetir los errores del pasado y que en algún momento podría convertirse en patrimonio. Actualmente la comunidad está trabajando en un proyecto para salvaguardar su patrimonio cultural.

Una apuesta por la paz

Durante los últimos 60 años, Colombia ha experimentado un intenso conflicto sociopolítico entre el Estado y diferentes grupos armados.  Es por esto que luego de la firma de los acuerdos de paz, un sector que se ha visto beneficiado es el sector turístico. Podemos ver en los últimos reportes de la Asociación de Tour Operadores de los Estados Unidos (USTOA, por sus siglas en inglés) que Colombia ha aparecido los últimos años dentro de la lista y este 2020 en el primer puesto. 

Este nuevo escenario permite que estos proyectos turísticos dentro de los territorios antes golpeados por la guerra, desempeñen un papel en los procesos de reconstrucción social y cultural, siendo el turismo, no solo un beneficiario de la paz, sino también un instrumento de contribución a la misma, dando otras posibilidades de desarrollo económico a las comunidades.

El proyecto La Ruta Farina, ha tenido un papel importante en el proceso de paz y la reconciliación, ya que al estar relacionado con preservar la historia vivida,  ha fortalecido el sentido de pertenencia y unidad entre la comunidad para trabajar hacia un objetivo común. Esto también abre un marco en el que colombianos y extranjeros pueden conocer la historia desde un punto de vista diferente.

Es por esto que es importante que nosotros como ciudadanos, el Estado y la comunidad internacional no olvidemos este tipo de proyectos, de modo que las iniciativas funcionen a largo plazo y la comunidad que intenta superar una historia de guerra pueda tener otras oportunidades.

 

Notas: 
[1] La Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) es la entidad de la Presidencia de la República que desde 2003 acompaña y brinda asesoría permanente a quienes hicieron dejación de armas en el marco del Acuerdo Final de Paz, generando oportunidades que fortalezcan sus capacidades y puedan desenvolverse plenamente como ciudadanos.
[2] En Colombia, el Alto Comisionado Para la Paz es el asesor del gobierno designado directamente por el Presidente de la República, que orienta frente a acciones relacionadas con búsquedas negociadas de acuerdos para la paz.
Este artículo se publica en el marco del proyecto «Plataforma de investigación en turismo, derechos humanos y equidad de género» desarrollado por Alba Sud con el apoyo de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD) (convocatoria 2019).

 

Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada
Webdesign: IBIS Servicios Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons.