RSS Español Catala English

www.albasud.org Contacto

Suscribete a nuestro boletín

Artículo de Opinión | Turismo Responsable

06-10-2015

Nace el Catálogo Latinoamericano de Turismo Rural Comunitario

Ernest Cañada | Alba Sud

Artículo publicado en El País dando a conocer las propuestas contenidas en esta publicación de Alba Sud, realizada con la colaboración de tour-operadoras de 15 países latinoamericanos.


Crédito Fotografía: Fotografía de Viva Atitlán, Guatemala.

Hay otras formas de viajar, conocer y compartir experiencias. Cada vez somos más los que queremos hacer turismo de otro modo, lejos de las fórmulas estandarizadas del “todo incluido” de las grandes cadenas hoteleras que, además, dejan muy poco beneficio para las poblaciones locales. Muchos apostamos por conocer los lugares que visitamos de la mano de la gente de lugar, compartiendo vivencias que nos enriquezcan. Nos interesa la gente sencilla, sus recursos naturales, su cultura, sus historias, sus trabajos, sus comidas, cosas propias y particulares de cada lugar, gente común como nosotros, gente que se organiza colectivamente para mejorar sus condiciones de vida.

En los últimos años en América Latina cada vez son más las comunidades que han creado una oferta turística propia, controlada por ellos, con calidad y muy atractiva para quien les visite. En el Turismo Rural Comunitario son las organizaciones comunitarias las que deciden cómo debe llevarse a cabo la actividad turística y cómo se distribuyen sus beneficios.Un turismo que ayuda a diversificar y complementar las economías rurales,sin dejar de lado  otras actividades tradicionales, como la agricultura, la ganadería, la pesca, la artesanía o la gestión forestal.

El Turismo Rural Comunitario surgió como una alternativa para generar ingresos y empleo en el campo, amenazado por la marcha de muchos jóvenes ante la falta de oportunidades a causa de políticas que no tenían como centro de atención las necesidades de las poblaciones campesinas. Pero también apareció como una reacción de numerosas comunidades que veían cómo sus territorios y ellos mismos eran convertidos en objeto de atracción turística sin prácticamente obtener por ello ningún beneficio. Es entonces cuando deciden hacerse con el control de la actividad turística en sus territorios.

Según los países y las circunstancias de cada lugar las comunidades se han organizado de maneras distintas: a través de las autoridades indígenas y asambleas comunales tradicionales, por medio de cooperativas o asociaciones, o con grupos de familias. En algunos casos ofertan alojamiento en albergues, en habitaciones en sus casas o en pequeñas cabañas al lado de sus viviendas. Las comunidades están ofreciendo hoy un sinnúmero de actividades y atractivos, que tienen que ver con el senderismo, la aventura, la observación de aves, plantas o animales, el conocimiento de sus actividades productivas, la convivencia en familia, el acercamiento a sus diferentes expresiones culturales… Estas comunidades son visitadas tanto por la población local como por extranjeros, y se han convertido ya en una alternativa real para el ocio de muchos sectores.

En algunos casos las comunidades venden de forma directa su oferta. A veces a través del boca-oreja de la gente del país, que sabe que ahí por ejemplo pueden pasar un domingo en familia. Gracias a Internet o que han aparecido en guías turísticas o blogs de viajes algunas iniciativas se han vuelto muy conocidas y son numerosos los extranjeros que les visitan.

En otras ocasiones las comunidades se han organizado en redes, disponen de tour-operadoras profesionales, lo que les permite brindar un servicio de calidad a los turistas, además de acompañar y fortalecer a las iniciativas comunitarias. Es el caso, por ejemplo, de ACTUAR en Costa Rica, TUSOCO en Bolivia, Viva Atitlán en Guatemala o Runa Tupari en Ecuador. En otros casos estas redes u organizaciones comunitarias han creado alianzas estables con tour-operadoras privadas con las que han establecido una serie de acuerdos y compromisos para garantizar el beneficio y control de las comunidades sobre la actividad turística, como por ejemplo Origins en Argentina que trabaja con la Red de Turismo Campesino de Salta, Toururales, que colabora con la Mesa Nacional de Turismo Rural Comunitario de El Salvador, o Estaçao Gabiraba que está aliada con la Red Tucum en el nordeste de Brasil. También hay asociaciones o fundaciones que han creado tour-operadoras para ayudar a las comunidades a comercializar su oferta, además de mejorar sus infraestructuras o entrenamiento ante una nueva actividad. Iniciativas como Travolution en Chile destacan en este sentido.

Con todas estas tour-operadoras y muchas más en un total de 15 países de América Latina Alba Sud ha publicado el primer Catálogo Latinoamericano de Turismo Rural Comunitario, editado en castellano e inglés y de distribución gratuita en su Web. El catálogo recoge la oferta de diferentes iniciativas comunitarias de Argentina, Chile, Uruguay, Bolivia, Perú, Brasil, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, México y Puerto Rico. En él se muestran diferentes propuestas de itinerarios, incluyendo también la posibilidad de organizar visitas a ciudades o lugares más convencionales pero siempre de la mano de las tour-operadoras comunitarias. También están los datos de contacto para que quien quiera pueda visitar las páginas web de estas iniciativas y organizar el viaje por su cuenta. 

De este modo, quien esté interesado en viajar a través del turismo rural comunitario, puede acceder con facilidad a una amplia red de contactos que le pueden permitir conocer Latinoamérica de otro modo, de la mano y al lado de las comunidades rurales. Gente que se organiza para construir otro futuro. Merece la pena.

 

Artículo publicado originalmente en El País el 29 de septiembre de 2015.

 

 

TURISMOS EN DISPUTA

El blog de Ernest Cañada

Sobre perspectivas críticas en el turismo y alternativas comunitarias

Investigador y comunicador social. Trabajo actualmente como coordinador de Alba Sud. Soy docente en la Universidad de Barcelona, colaborador del Grupo de Investigación en Desigualdades en Salud (GREDS) - Employment Conditions Network (EMCONET) de la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona) y del Grupo de Investigación en Sostenibilidad y Territorio de la Universidad de las Islas Baleares; miembro experto del Consejo Turismo y Ciudad de Barcelona. Escribo con cierta frecuencia en el blog Alterconsumismo, publicado en el diario El País. Actualmente resido en Barcelona, después de vivir en Centroamérica entre los años 2004 y 2014.

En este blog hablamos de turismo en plural, de su impacto en el trabajo y también en el mundo rural, de los procesos de desposesión que conlleva, de las condiciones laborales de sus trabajadores y trabajadoras. Pero también de los esfuerzos comunitarios y de amplios sectores sociales por controlar territorios, recursos y formas de organizar esta actividad para, en definitiva, construir alternativas democratizadoras.

Ir a blog »

Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada
Webdesign: IBIS Servicios Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons.