RSS Español Catala English

www.albasud.org Contacto

Subscriu-te al nostre butlletí

Reportatge | Turisme Responsable | Colòmbia

08-07-2019

Turisme social a Antioquia

Érica Schenkel | Alba Sud

Les Caixes de Compensació Familiar (CCF) són els principals agents operadors del turisme social a Colòmbia. Comfenalco a Antioquia ha estat una de les experiències més reconegudes.


Crèdit Fotografia: Camping y Hostería Los Farallones. Imagen de COMFENALCO Antioquia.

(article disponible només en castellà)

Las iniciativas de turismo social en la región son impulsadas mayormente por las administraciones gubernamentales (Schenkel, 2019). Sin embargo, en Brasil y Colombia destaca el accionar de los agentes privados, a través del Serviço Social do Comércio – SESC (Cañada, 2017) y las Cajas Familiares, respectivamente.

Abocadas a llevar a cabo funciones de seguridad social, las Cajas de Compensación Familiar (CCF) en Colombia constituyen asociaciones sin fines de lucro de naturaleza solidariatendientes a mejorar la calidad de vida de las familias trabajadoras. A pesar de existir antecedentes previos,surgen principalmente a mediados del siglo XX, como administradoras del subsidio familiar (el 4% que pagan los empleadores sobre el salario) creado con carácter obligatorio en 1957, en el marco del pacto económico, político y social firmado por la Junta Militar (Decreto 118/57). En un país que atravesaba una profunda crisis política (y estructuralmente desigual en términos socio-económicos), dicho subsidio procuraba que los asalariados fuerancompensados de manera solidaria de los beneficios que genera el capital, actuando como mecanismo redistributivo (Arango, 2012).

Desde entonces, se impulsaron diferentes CCF para aquellos trabajadores que devenguen hasta cuatro salarios mínimos; brindándoles a ellos, sus conyugues e hijos (menores de 18 años) ayudas económicas y una amplia gama de servicios en áreas como salud, educación, vivienda, crédito, pensiones, gestión ambiental, mercadeo de productos básicos, cultura, recreación, deportes y turismo. Como entidades privadas presentan una dirección conjunta y paritaria entre empleadores y trabajadores, mientras que el control es ejercido por el Estado a través del Ministerio de la Protección Social, la Superintendencia del Subsidio Familiar y la Contraloría General de la República. Susafiliados se dividen en: “Categoría A”, hasta dos salarios mínimos; y “Categoría B”, entre dos y cuatro.

Fuente: COMFENALCO Antioquia. Parque Ecoturístico El Salado.

Hoy en día existen más de cuarenta Cajas de Compensación Familiar distribuidas a lo largo del territorio colombiano. COMFENALCO fue fundada por la Federación Nacional de Comerciantes (FENALCO) en 1957, dando respuesta al Decreto 118,a los pocos meses de haberse sancionado. Como seccionales se destacan Antioquia, Valle y Tolima (originadas todas en 1957), Cartagena (en 1961), Santander y Quindio (ambas en 1967).Entre los variados servicios que integra cuenta con una densa oferta turística y recreativa que es diseñada y gestionada por cada departamento en sus propias Áreas de Turismo Social (COMFENALCO, 2019).

La experiencia de COMFENALCO Antioquia

En Antioquia, departamente ubicado al noroeste de Colombia y con Medellín como sede administrativa,COMFENALCO cuenta con el mayor número de afiliados. Gestiona sus propios hoteles, clubes y parques para el uso de los trabajadores y sus familias, los adultos mayores, los niños y los jóvenes. Impulsa valiosas experiencias de turismo social que ademásde configurarse en pos del descanso y el bienestar de estos sectores, se desarrolla en torno a principios deturismo sostenible, priorizando el cuidado delambiente antioqueño y sus comunidades.

COMFENALCO Antioquia comenzó a funcionar el 30 de agosto de 1957, por iniciativa de los empresarios agremiados enla Federación de Comerciantes. Inicio con el pago del subsidio familiar a unos mil trabajadores (pertenecientes a las primeras 185 empresas afiliadas), ofreciendo beneficios y oportunidades de acceso a programas de seguridad social básicos. A lo largo de la década del ‘60, el Gobierno permitió a las Cajas hacer inversiones de interés social, en ámbitos como salud, recreación, educación y capacitación, al igual que mercadeo de productos para el consumo familiar. Fue así que en 1967 incursiona en los programas de turismo social llevando a cabo la primera excursión para los beneficiarios del Plan de Educación (Arango, 2012).

Fuente: COMFENALCO Antioquia. Parque Los Tamarindos.

Desde entonces, la Caja ofrece diferentes alternativas de esparcimiento brindando oportunidades de recreación, descanso y bienestar mediante sus propias unidades de servicio, bibliotecas, clubes, parques y hotelería para lasfamilias, estudiantes, población rural y adultos mayores de todas las regiones. Estos programas se financian con los aportes del 4% de los empleadores  y  a través de los Excedentes del 55%, que se  reinvierten en programas y servicios sociales. En los hoteles dichos planes incluyen alojamiento, alimentación y seguro hotelero, mientras que en los parques contemplan el uso de las instalaciones, refrigerio y la gestión del trasporte integrado. En ambos casos los destinatarios son los afiliados Categorías A y B (debiendo presentar el documento de identidad al momento de tomar el servicio) y todas aquellas personas que deseen acceder mediante el pago de una tarifa diferenciada. Estas facilidades de acceso permiten que un amplio universo de antioqueños disfrute de estos programas, alcanzando en el año 2018 a un total de 868.506 beneficiarios.

Dichas iniciativas integran una amplia infraestructura propia, apoyada no sólo desde su sede administrativa en Medellín sino con una red de unidades regionales, que le permite llegar con una propuesta integral a todas las zonas. Se destaca en el suroeste, en el municipio de Jardín, el Hotel Hacienda Balandú (inaugurado en 1997), que incorporó el servicio de piscina con fines terapéuticos; en el oriente, el Hotel Recinto Quirama (administrado a partir de 2010), ubicado en el Carmen de Viboral; en La Pintada, el Camping y la Hostería Los Farallones (adquiridos en 1987); en Itagüí, el Acuaparque Ditaires; en San Jerónimo, el Parque Los Tamarindos; en Apartadó, el Parque de los Encuentros;y en Santa Elena, el Hotel y Parque Ecológico Piedras Blancas,abierto al público en 2009.

Fuente: COMFENALCO Antioquia. Hotel Piedras Blancas.

Este último merece una mención especial. Ubicado en una reserva forestal que integra 1.500 metros de senderos, el visitante pude practicar caminatas, avistaje de fauna silvestre, paseos en bote por el embalse o un simple descanso. Reúneflora y fauna de la región cuidada por biólogos expertos y un mariposario con especies del oriente antioqueño, que llegan y se van de acuerdo con la época del año.COMFENALCO Antioquia cuenta también con el Ecoparque Regional Mario Aramburo Restrepo en Andes, que lleva el nombre en homenaje al reconocido jurista y político colombiano; y el Parque Ecoturístico El Salado en Envigado, de 17 hectáreas de extensión. Bajo el desafío de llevar a la práctica las virtudes del turismo sostenible, las tres propuestas privilegian el cuidado de diferentes regiones de Antioquia y sensibilizan en el cuidado de su ambiente, estimulando prácticas turísticas responsables.

En este sentido, destaca el hecho que todos los alojamientos se encuentran comprometidos con el “Programa de Turismo Sostenible” que impulsa la propia COMFENALCO Antioquia en apoyo de las comunidades donde opera. En este marco lleva a cabo la estrategia “Hoteles Comfenalco: destinos sostenibles y amigables con el medio ambiente”, a partir de la cual ha implementado una serie de acciones para certificar sus hoteles (y próximamente sus parques) en materia de sostenibilidad, logrando disminuir el consumo de agua y energía, la contaminación auditiva, visual y del aire y la producción de desechos sólidos de sus alojamientos.

Estas acciones se integran con las implementadas en conjunto con las poblaciones locales. En el marco de las problemáticas agrarias que atraviesan, ha ratificado convenios para promover la economía social y solidaria en hoteles de la Caja bajo la estrategia de mercados campesinos. Estos permiten constituir una relación alternativa entre los productores y consumidores (minimizando la intermediación), que beneficia tanto a las comunidades, generando un canal de comercialización para su producción, como a los propios visitantes, que acceden a productos elaborados bajo prácticas responsables a un precio justo. El convenio contempla la posibilidad para estas familias de ofrecer su producción a los huéspedes, principalmente los fines de semana.

En esta línea deben mencionarse también los talleres periódicos que brinda COMFENALCO Antioquia en manipulación de alimentos y trabajo seguro en alturas, con el objetivo de desarrollar mejores prácticas laborales mediante el desarrollo de habilidades y conocimientos enfocados en el autocuidado.

Fuente: COMFENALCO Antioquia.

La certificación de hoteles también implica la participación de la Caja en programas socioculturales y ambientales donde se realizan capacitaciones para la protección y difusión de la fauna, flora y patrimonio cultural, tanto para los afiliados como para la comunidad en general. Las tareas prestan especial atención a informar y hacer cumplir la reglamentación asociada al delito de la comercialización o tráfico con especies de flora y fauna (Ley 599/00; Ley 99/93; Resolución 584/02) y a contrarrestar y prevenir la explotación y comercialización sexual de niños, niñas y adolescentes (Ley 1336/09) en hoteles de la Caja.

Este conjunto de razones explica por qué COMFENALCO Antioquia, como sucede también con el SESC Bertioga en San Pablo (Cañada, 2017), constituyeun ejemplo para el fortalecimiento del turismo social en la región como iniciativa privada. El caso de la Caja demuestra, por un lado,que se pueden desarrollar experiencias exitosas a partir del trabajo conjunto y equitativo deempresarios y trabajadores; y por otro, deja de manifiesto que la lucha porun turismo más inclusivo en términos de acceso no implica abandonar la defensa de los principios de la sostenibilidad. Lejos de presentarse como causas antagónicas, buenas iniciativas de turismo social pueden tender a destinos más sostenibles.

 

Referencias:
Arango Velásquez, G. (2012). Comfenalco Antioquia. Inducción al Sistema de Compensación Familiar. Antioquia: COMFENALCO.
Cañada, E.(2017). SESC Bertioga: el turismo social es posible. El País,
COMFENALCO ANTIOQUIA. (2019). Legislación.
COMFENALCO QUINDIO. (2019). Antecedentes del subsidio familiar
DECRETO 118/1957. Departamento Administrativo de Función Pública.
Schenkel, E. (2019). Principales experiencias de turismo social en Latinoamérica. Alba Sud, 09/05/2019.
Notas:
Agradecemos especialmente a José Jaime Díaz Ramírez,gerente del Servicios de Esparcimiento de COMFENALCO Antioquia, por sus aportes para la elaboración de este artículo.
Este artículo se publica en el marco del proyecto «Fortalecer el criterio de inclusividad en el turismo responsable: una respuesta a los retos de la Educación para la Justicia Global», ejecutado por Alba Sud con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona a través del Programa de Educación para la Justicia Global (convocatoria 2018).

TURISME SOCIALITZAT

El blog de l'Érica Schenkel

Sobre accessos i impactes del turisme a Amèrica Llatina

Docent de la Universidad Nacional del Sur (UNS) i investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) d'Argentina. Doctora en Ciències Socials amb menció en Ciències Polítiques i Administració Pública. És membre de l'Aliança per a la Formació i la Recerca en Turisme Social de l'OITS i del Grup de Recerca en Govern, Administració i Polítiques Públiques de l'Institut Universitari d'Investigació José Ortega i Gasset. Desenvolupa com a línies d'investigació les temàtiques vinculades al turisme en els seus aspectes polítics i socioeconòmics, particularment l'abordatge de la política turística i el turisme social a Llatinoamèrica. En aquest blog abordarem el turisme com a objecte de disputa social i política des d'una perspectiva llatinoamericana. El considerem una pràctica social i es considera necessari abordar l'anàlisi del seu accés i impacte al territori des dels drets humans. Sota aquest posicionament personal, ètic i cognitiu busquem posar en evidència aquelles males pràctiques que sorgeixen associades al desenvolupament de l'activitat i, al mateix temps, destacar les bones experiències que, lluny de tenir el lucre entre els seus objectius centrals, s'estan desenvolupant en defensa de finalitats socials essencials, darrere d'un turisme més equitatiu, inclusiu, responsable i sostenible.

Anar al bloc »

Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada
Webdesign: IBIS Servicios Els continguts d’aquesta web estan sota una llicència Creative Commons.